1 feb. 2010

SHERLOCK HOLMES Y LA BATIDORA DE LOS ESTILOS

UNA EXTRAÑA PELÍCULA

Decir que Sherlock Holmes es una mala película sería una inexactitud.
Lo que si les puedo asegurar es que está entre las películas más estilísticamente confusas del último tiempo.
Guy Ritchie se preocupa mucho más de distraer y mantener al espectador siempre interesado en la forma perdiendo a veces profundidad y fondo en una historia que lo tenía todo para ser increíble (la ambientación, efectos, fotografía) pero se marea entre las millones de influencias a utilizar (la mezcla entre "Dr House", "CSI", "Indiana Jones", "El código Da Vinci", "Angeles y Demonios", "Pandillas de NY", entre muuuuchas otras) termina por hacer que uno pierda interés en el aparente buen ejercicio de britanidad tras una muy buena actuación de Jude Law y Robert Downey Jr.
Le sobra por lo menos media hora y eso, en una película de matiné es mucho decir.