30 ago. 2008

CANTARON EN CLINIC UN DIA

OTRA COLUMNA QUE NO ME PUBLICARON EN EL PRESTIGIOSO PASQUÍN. Por fome será...

Titulo columna: "Los jóvenes son tontos".
Si yo juzgara por los medios, pensaría que los jóvenes son una masa de imbéciles.
Especialmente si consideramos que en la sociedad de consumo, todos somos “público objetivo”, estrato, ingresos, cifras.
Pongamos un ejemplo: la “dueña de casa”. ¿Cómo trata la tele a la “dueña de casa”?
Mujer que se queda en casa con un leve retardo a la que hay que explicarle todo en un tono lento y pausado. A ella corresponden los programas matinales, de cocina y corte romántico. Lucha contra la grasa, sus mejores amigos son la aspiradora y el trapero. Son un poco aspiracionales, especialmente luego de una campaña de jabón humectante.
Con los jóvenes la cosa es mucho peor.
De partida, la publicidad decidió usar ese tonito insoportable al borde de pasarse a caca del “lolo buena onda”. Para todo tienen una frase imbécil que corona sus actitudes al borde de lo incomprensible.
Odian a las mujeres. Especialmente a las que se supone, aman. Las expulsan de sus fiestas, las engañan por teléfono diciendo que van a dormir para cortarles o buscando excusas para terminar con ellas para poder ir a chupar al tugurio de la esquina.
Solo utilizan a sus amigos para insultarlos, gritarles, estafarlos o conseguir “minas”.
Homo fóbicos. Desde “se le quema” hasta un grupo de gente aprisionando a su amigo por considerarlo amanerado. El final en que le enrostra a sus amiguitos que se irán “sholitos” roza con lo soportable. Cada vez que las universidades quieren reclutar gente apelan a las estrategias mas llamativas existentes al alcance de la mano. No voy a repasar las campañas del servicio militar.
Me imagino que tendrá que ver toda esa porquería de “la opinión pública”, “la gente en la calle” o toda esa porquería que usan para hacernos pensar que su conveniente opinión es lo que nosotros creemos.
Recuerdo que en mis tiempos mozos teníamos grandes exponentes. Chico Jano (que aún mantiene su estatus de “joven”) en los grandes estelares explicando que es un skate, que es “bacán” o porque se “andaba” con las niñas en vez de esa hermosa palabra que es “pololear”. ¿Como puede ser que hayan pensado que el mejor representante de la juventud era Jorge Aedo gritando como poseído sobre mis clips favoritos en Sábado Taquilla? Comparini era ser joven? Rodolfo Roth? El Guille? Sin Mochila?
Los medios ven a la juventud igual que la política. Ni siquiera ese pequeño valium que fue la “revolución pingüina” sirvió para que los vieran de otra forma. Ni Naty, ni los Copano, ni nada. Siempre volvemos al mismo punto.
Sintonizo un programa juvenil.
Están haciendo a una chica comer arroz con gusanos en un formato que es la secuela del estelar juvenil que hizo popular a Viñuela (prócer) y que terminó con la animación de Billy DJ, suceso que creo que no viene al caso comentar ahora ni nunca. Pescar adolescentes por la paja es bastante típico también.
¿Es tan difícil apuntarle a ese público objetivo que hay que lapidarlos como una masa extraña que se mueve bolseando para “carretear” y pasar “piola”?
Porque entiendo que el prejuicio de los medios va sujeto sobre las estrategias comerciales que van dando resultado. Si no, de la radio ya hubiesen sacado a todos los “lolitos” que poblan el dial y tienen las mayores sintonías.
El problema pasa claramente por el hecho que nadie les pregunta a ellos mismos nada.
Los que están en la parte más alta de la jerarquía no son jóvenes ni tienen ganas de entender nada. Nunca han entendido a sus hijos mas allá de que están en la “edad del pavo” y que se les va a pasar, como su fuese una enfermedad. Lo que es peor, siguen creyendo que son medio juveniles por ir a Vitacura a carretar comiendo rolls palta / queso crema / chequera / caca.
Bueno, la cosa seguirá así, chicos. N o esperen que los respeten mientras crean que son piscólogos.
Y TU HERMANA!

PD: Lamento haber dejado fuera de esta columna asuntos cruciales como “Tremendo choque”, “Xfea2”, Huevo Fuenzalida,”, “BKN”, “Rojo”, Paulina Magnere, al grandioso Rodrigo Eitel, “Amango”, “XFEA2”, Karin Yanine, Kel, ADN (Sánchez en general), Stereo 3, entre muchas, pero muchas otras.

7 ago. 2008

DESGRACIADAMENTE VI: KILLER PAD

COMO DIABLOS LLEGUE A ESTA PORQUERÍA.

Hace mucho, pero mucho tiempo que no veía una comedia tan fome, estúpida y que denigre al espectador con chistes de mierda que esta basura.
Con el presupuesto con que se hacen 2000 películas de Matías Bize, durante algo así como hora y media intentan sostener una película de suspenso - comedia que tiene como principales atractivos mujeres que se supone son guapas (rednecks tóxicas de esas con una vejez fatal), el moreno de "Nacho Libre" (dígase de paso, muy de mi gusto) haciendo chistes espantosos, el gordo de Mean Girls y Party Monster (por ahora, actor olvidable) y un guión que no soporta el análisis de un niño de segundo medio chateando con la película de fondo por si sale una teta.
Ni para el cable.
La cagó no más. Pésima. Horrible. Fome, tonta, mal hecha, rasca, lo peor.
Ni a mi peor enemigo. Bueno... tal vez si. Si estás leyendo, peor enemigo, esta es la tuya.

PD: Además la dirigió el colega que hacía de Freddy en Pesadilla. No es perdonable. Ojalá se le aparezca Krueger raspando el pizarron con las uñas y una enfermera lo atraviese con la lengua.

CANTARON EN EL CLINIC UN DIA.

AL PARECER, LA MUSICA NO LE INTERESA A NADIE. NI A MARIA, LA MUSICAL.

Esta columna iba a aparecer en el pasquín, pero no sé que pasó. Me imagino que no estaba tan buena. Aprovecho de publicarla acá.

LA ALEGRIA YA VIENE

Moraleja de hoy: Sexo drogas y rock and roll en nuestro país es una pésima mezcla.

Tengo una banda de rock. Tiro al aire. Toco batería.

Tocamos en algunos locales de punk en los 90, taloneando a Fiskales y Bbs Paranoicos.

En ese entonces yo ponía todo mi empeño creyendo que tarde o temprano todo el esfuerzo que significa acarrear el bombo, arrastrar los fierros por los pasillos de los locales sería recompensado con una vida de músico. Lo mismo que me imagino pensaban las bandas que merodean (Subradical, Insuficiencia Radial, Alternocidio, Vadca, Supersordo, entre millones). Buenas en general. Ruidosas y enojadas.

Es que llegada la democracia nos vendieron que todos tendríamos cultura y espacios. Que la cosa iba a funcionar.

¿Se supone que el foco central de estos tiempos sería la cultura, o no?

¿Cuanto pelotudo con zancos nos tuvimos que mamar? ¿Cuanto artista plástico, campañas del Sida ultra rebuscadas con mimos? ¿Acaso no recuerdan cuando nos vendían que una batucada era cultura?

No pasó nada.

Chile tiene una larga trayectoria de bandas que han sufrido el eterno letargo de ser músico en Chile. Un país que no perdona a los músicos y en que el que toca la guitarrita tiene dos chances: plata en la cuenta de ahorros o ser Bruno Diaz (en el dia una cosa, en la noche superhéroe).

Soy socio de la SCD, he ayudado a bandas en Viña, grabado tocatas de mierda, pseudos músico, trabajado en MTV, Via X, metido en sellos, mil video clips, que se yo. Incluso hice una película sobre los músicos de los ochenta.

¿Por qué en Chile no son ídolos? ¿Por qué los rockeros no pueden rockear?

O sea, lo más cercano que tenemos a una estrella del rock fue ultra castigada en su momento por consumir drogas y ser pesado. El mundo se cagó en Jorge Gonzalez por portarse como una estrella de rock.

¿Qué estamos esperando? ¿Qué se comporte como el profesor de catequesis?

Todas las bandas que conozco terminan aburriéndose del esfuerzo sobrenatural que significa mantener vivo el asunto. El platal que se va en amplificadores, baquetas, platillos y micrófonos. El agobio de la bipolaridad estrella de noche / esclavo de día.

En general el discurso de la industria apunta a la decadencia de las casas discográficas, pero eso no es cierto. Tienen que reinventarse y ya está. He trabajado con Sinergia y se que la cosa les funciona sin dependender de vender discos.

Claro, seguro los sellos recuerdan los buenos tiempos en que soñábamos con la cosa funcionando. Había millones en el aire y nada se ahorró viendo un futuro mas gris.

Una gran época. La Ley y su glamour. Los Tres sacando hasta en vinilo excelentes discos grabados sonando perfecto. Los sellos buscando bandas hasta debajo de las piedras: Christianes, Los Tetas, Ex, Tiro de gracia, el disco rojo de Lucybell, los inicios de Chancho en Piedra, el hippismo de Elso Tumbai, Nicole, la maquina de hits que era Glup, Entreklles. Programas de música Chilena, revistas. También freaks como Jano Soto, Santa Locura, Aleste o Diva.

No se que pasa. No tengo una explicación para el fenómeno.

El público se aburre, los músicos no generan mejores discos, menos publico en los recitales, mejores salas de conciertos, pero… no resulta.

No solo lo vemos esto suceder en la música.

El cine está teniendo el mismo deterioro. De hecho, he ido escuchando cada vez mas fuerte ese comentario que parecía desterrado del país: “El cine Chileno es malo”.

No hay fenómenos como antes. Apenas fríos resultados.

Lo de la cultura en la tele ni lo voy a mencionar, y meterme en el teatro me da terror. Me da lata analizar los fondos de estado y todo eso a lo que he postulado miles de veces, incluso ganándolo una vez.

El impuesto al libro, los precios de las exposiciones, el estado de los techos del bellas artes, la poesía se va de a poco a la chucha y cada vez hay menos actores culturales que nos hagan ver la salida al túnel en que nos estamos metiendo.

En todo caso, hay voces nuevas. No se puede negar.

Pero mientras nos interese más nuestro débil fútbol, la vida íntima de gente irrelevante y llenar el estadio con RBD por sobre cualquier manifestación artística estamos hasta el rábano.

Desgraciadamente, nunca hemos interiorizado esa frase que tanto nos intentaron inculcar en estos años de democracia: La cultura entretenida.


VI: LARS AND THE REAL GIRL.

PLASTICO REAL.

Una cinta sobre un chico que se enamora de una muñeca que pide por internet. No un maniquí. Una con una vagina, tamaño real, lista para la acción, sin embargo en manos de Lars, se transforma en una a la que, finalmente, incluso le tomas cariño.
Igual que el pueblo en que habita, en el cual la gente comienza a actuar como si el plástico fuese de carne y hueso (lugar en que radican los únicos guateos de una buena historia), apareciendo las situaciones mas insólitas pensables.
Suena a la premisa mas estúpida de la historia del cine, sin embargo, pese a sus leves cargas de moralina, de drama - humor y de historia básica rural de los Estados Unidos, la cinta agarra un vuelo inesperado y se transforma en una buena historia de amor, adaptación y formas de enfrentar el pasado.
Es gringa. Pero gringa profunda, no de tortazos en la cara. Nada de densa, rara, de esas en que no sabes muy bien de que te estás riendo, pero te saca una incómoda sonrisa.
Confirma claramente la teoría que USA se volvió loco. Siempre lo estuvo, pero ahora se están atreviendo a hablar de ello.
Como la clase política Chilena. Recién ahora se están atreviendo a mostrar la locura que produce el poder.


4 ago. 2008

ESTA SEMANA VI: EL BRINDIS

CUANDO SER JUDÍO ES MÁS IMPORTANTE QUE SER HUMANO. SALUD.

Me gustaría decir que "El Brindis" es una película mal hecha, pero no puedo.
Tampoco que le faltan cosas o le sobran otras. Es una suerte de mega producción sin motivo, de gasto inecesario y despliegue de recursos casi holocáusticos (es necesario que en una cinta chilena / judía veamos detenidos desaparecidos y victimas de campos de concentración? No hay un cliché mas grande al cual tirar mano?)
Es tan solo que en la obra de Shai Agosin (el chico que para mi jamás dejará de ser el anfitrión del club disney) no pasa nunca mucho más que un forzoso perdón y una montonera de tradiciones que solo nos pueden llevar a reflexionar sobre la redención del pueblo Judío. Rituales que para quienes forman parte de su cultura son muy importantes, llenos de simbolismo y para los pobres mortales que nos quedamos observando desde la orilla como corre su rio solo podemos pensar que "esta bien, son judíos".
Me sentí minoría étnica viendo esta película. Es de esperar que en la segunda que desarrolle los temas sean mas universales y noten que, en realidad, el pueblo judío es solo uno más en una gran masa que llamamos humanidad. Ni mas ni menos importantes.
Salud por eso.

PD: Logran dar ganas de tomar litros y litros de vino al terminar la cinta.