26 dic. 2008

EL DIA QUE EL ROCK LLEGO AL CENTRO COMERCIAL

ALGO PARA LO QUE NO ESTABAMOS PREPARADOS.

Cuando era un muchacho, alucinaba mirando en catálogos cosas que vendían en USA que jamás podría tener. Las poleras de bandas que promovían por MTV, los catálogos de ropa que venían a veces en los discos de NOFX, o lo que fuese que escuchara en ese entonces.
Mi polera de Operation Ivy, que tuve que pelearme con un amigo para comprar en "Cemento" del portal lyon.
Ayer en el centro comercial me topé de frente con uno de mis grandes pánicos.
Había una polera de AC/DC INCREIBLE colegada de un estante. Gastada y todo.
Seguí y así fui llegando a Ramones, Rolling Stones, Sex Pistols, Clash, Police...
En un inicio me espanté.
Pensé en toda la gente espantosa que no sabe ni su propio nombre que escucharían a Dady Yankee con la polera de Sex Pistols puesta porque se le ven las pechugas mas paradas. No sabrán jamás como suena "Never mind the bollocks", ni menos lo increíble que estuvo el concierto en Santiago de la gira "Filthy Lucre".
Ahora ya no importa.
La democratización (y capitalización) de los recursos permiten a todos tener todo.
Independiente de quererlo. Es 2x1. ¿Que importa que me guste el grupo?
¿Que importa la revolución de Londres?
Bob Marley luce increíble en las estanterías de las multitiendas.
Sin miedo a la Babylon.