3 feb. 2008

IQUIQUE GLORIOSO

VIDEO DE LA ESTADIA EN IQUIQUE


Primer round: glamour y rock.
Vengo llegando de un viaje por el norte con tintes de realismo mágico.
Lo primero fue partir en el bus de la gira "garage music" para sacarle una nota a Jorge Gonzales. No quiso. De ahí ya la cosa era rara. Me dediqué a sacar fotos.
Hicimos Antofagasta e Iquique. Fue como cumplir un pequeño sueño de esos tipo "Almost Famous". Una gira de músicos, de verdad, con recitales gratis con mucha gente.
Anécdotas... puf. Desde Nicole en su cumpleaños mordiendo una torta de plumavit porque el mozo no se atrevió a decirle que era de utilería hasta un heladero que vendía en el centro del desierto, en un cruce. Sus boletas decían "el heladero del desierto". Plop.
Segundo round: Chile.
La segunda patita es que yo me quedaba en Iquique a presentar "80's" que acaba de salir en DVD. Es un documental que hice hace un tiempo ya. La municipalidad se ponía con todo, se corrieron. No pusieron un peso. Por supuesto, esto lo anunciaron luego de yo dejar ir el bus de la gira.
Esos 3 dias increíbles y surrealistas que vinieron a continuación acontecieron en la casa de Elliot, un muchacho que hace cortometrajes en la zona y compartir su vida... su padre escritor y director de comedias, dueño de un teatro ("Humberstone") donde proyectamos la película, sus 4 perros que son propietarios de la casa a medias, su silenciosa hermana, su generosa madre y la "crew", chicos amigos de elliot o su padre que son el elenco de las obras del papá de Elliot.
Ahi hay de todo: desde el "lagarto" (insólito personaje de 1000 palabras por segundo), el "mono"... bueno, muchos personajes y muchas cervezas hasta la hora del ñafle arreglando el mundo.
La casa de ellos es la clásica casa del cerro Iquiqueño: dos pisos, madera, una cocina incorporada (menos mal, porque el dueño de casa era un chef de primera). Yo dormía en la pieza del Elliot, asi que se tuvo que ir al suelo del comedor.
Hicimos toda la promoción que estuvo al alcance de nuestras manos: fuimos donde el hiperventilado conductor de "radio nervio", grabamos una entrevista de 2 horas con un programa de cine, fuimos al diario que al final no publicó, me hicieron actuar en cortos, mediometrajes, promociones, videos de you tube...
Finalmente, como para todo hay un plan cosmico, apareció un personaje X que ofreció los pasajes de vuelta a precio rebajado. Por suerte, porque la muni nos había jodido todo.
Fueron realmente días inolvidables. Uno no sienta a la mesa a cualquier persona y me sentí realmente muy orgulloso que una familia me invitara a vivir su vida por 3 noches.
Aparte, la exhibición y posterior charla estuvo llena y todo muy buena onda.
¿Anecdota favorita?
Pasaron tantas estupideces... pero sin duda lo que nadie olvidará es que no me haya despertado en medio de un terremoto. Estaba todo Iquique arrancando y yo, simplemente, no me desperté.