12 mar. 2008

AYER VI A: BOB DYLAN


EL VIEJO BOB CUMPLIÓ.
Como se puede tener mucha edad, cantar poco, apenas dialogar con el público, poner pocas luces, una puesta en escena minima y aún asi hacer un recital bueno?
Pregúntele a Bob Dylan.
Yo ya lo había visto la vez pasada que vino y la verdad, en esa oportunidad, dejó mucho que desear. Parco, lento, sin hits, tocando un repertorio casi desconocido en versiones alteradas.
Sin embargo anoche en el Arena Santiago, la rompió. Cantó sus hits, sus nuevas rockeó y hasta casi podría decir que saludó. De hecho, incluso dió las gracias una vez.
El público (desde el Piñata* hasta una señora que lloraba histérica como quién ve a Marco Antonio Soliz) gozó viendo a alguien de excepción.
Hay algo que no se puede negar de este país... lentamente estamos cachando mejor los motes. Si la primera vez que vino nadie cachaba nada de Dylan y la gente salió reclamando por los temas que no tocó, ayer hubo mucha gente que simplemente "quizo estar ahí". Como quién acude a ver algo sumamente importante. Un momento histórico.
Y eso siempre es muy válido, considerando cuanto me arrepiento de no haber visto a Ramones, AC / DC o no ir a los dos conciertos de Pearl Jam.
Ah y que la maraca culiá (perdonando la expresión) de Michael Jackson que me suspendió el recital luego de sacarme la chucha para comprar mi entrada. Me cagó la infancia igual que a los niños que lo visitan a su rancho.

*Sebastián Piñera y sus 2 guardaespaldas super discretos vestidos de terno gris y un audifono.