17 nov. 2008

HOY VI: WALL - E

UN RAYÓN DE MARCA MAYÚSCULA

Cuando partió Pixar con las películas de animación digital, siempre estuvo muy claro que sería un cambio definitivo para la industria cinematográfica.
Y toda la irrelevancia de las películas de la competencia (Dreamworks, en general) le ha dado la libertad al estudio asociado a Disney de crear un universo alternativo en que la imaginación tiene rienda suelta para desarrolar los conceptos a niveles que nunca nos imaginamos.
Wall E es una volada. Desde el punto de vista que lo miremos.
Cruceros espaciales, casi ningún diálogo, un futuro deprimente con seres humanos mórbidos e inútiles y una historia de amor entre dos robots (uno de ellos en busca de la vida en la tierra para poder regresar a habitarla) son solo alguno de los items mas llamativos de este suerte de "2001: odisea del espacio" de los dibujos animados.
Completamente recomendable para todo el mundo. Rayé con la película.