16 jul. 2008

HOY VI: SEX AND THE CITY

LARGA, MORALISTA, EN EXTREMO ASPIRACIONAL, PERO... ES LA SERIE, NO?

Yo vivo con mi mujer.
O sea, técnicamente, porque desgraciadamente en "mi" departamento no caben nuestras cosas.
En el suyo no entran las mías y vive su hermana.
Especialmente el tema es su closet. Entonces, mitad acá, mitad allá, sistema con el que funcionamos bastante bien, aunque la sociedad quiera que pronto hagamos todo: vivamos en una casa, nos casemos, tengamos hijos, clara nuestra vida laboral y plata.
De inmediato me llamó la atención lo asertivos que son estos cabrones de Hollywood a la hora de apuntarle a los conflictos, ya que la película arranca exactamente en el momento en que este tipo de cosas suceden. Textuales.
Sex and the city repasa la historia de la serie en sus primeros 5 minutos, para arrancar una trama de 2 horas 30 que las mujeres agradecen con su corazón y los hombres simplemente observamos pensando lo bien ideados que están los viejos cuentos de "la cenicienta".
Fuera de los grotescos comerciales que incluye el metraje (la mitad de los climax y escenas cruciales suceden en teléfonos celulares o mac's, por ejemplo), su eterno metraje y los valores completamente trastocados que ofrece el grupo de amigas (uno de los puntos altos de la trama está planteado en una carísima cartera comprada en vez de prestada entre miles de eternas odas al consumo femenino) la película está re bien.
Es honesta, si te gustaba la serie es bastante fiel (aunque pasada por cloro) y si te tragas el asqueroso panfleto que nos intentan meter por el ojo (tan evidente que pasa por chiste) todo esta ok.
Toca las teclas precisas, cierra bien las historias, mi chiquilla se emocionó en algunos momentos, yo empaticé con un personaje que la caga y funciona. Cuando hay que reirse, la sala se rie. Cuando es emotivo, las mujeres se emocionan.
Una lástima que al terminar la película no haya salido Alfredo Lamadrid a decirme que lo espere para "cada día mejor".
La música tampoco me gustó nada. Pero filo, es un capítulo largo no más. Peor que Los Simpson, pero mucho mejor que la mayoría de las series en cine.

PD: Será el deleite del mundo gay, lo firmo / están viejas, pero sus cuerpos aún funcionan / es imposible que nos acerquemos a ese standard de vida asi que si sale de la sala y llega a su casa, no se frustre. Es ficción. Ellas tampoco existen, casarse no es el mundo perfecto, tener hijos no es la panacea, no tenemos millones para un penthouse, sus zapatos son flaites, alguien tendrá que lavarles los platos, hacer la cama y soportar que tu novio no baje la tapa.
ZAP!